Inicio / Prensa / Articulo de Prensa

Personaje que inspira: Mercedes Amelia Rizo es pasión, acción y dedicación

16 de Sept de 2020

Mercedes, como muchos empresarios en nuestra ciudad, se considera una sobreviviente del Covid 19 que está en pie de lucha, recargada de fe y energía para reactivarse en la “nueva normalidad”.  

Esta cartagenera de 58 años, vivió durante 16 en Italia, es mamá de Daniele y Diana, y Administradora de Empresas Turísticas. Es una aficionada a la música, el canto, la lectura y la cocina. Por eso fundó en 2011 el restaurante Di Silvio Trattoria, con su socia Ana María Isaza, como una opción para turistas mochileros en Getsemaní, el cual se ha convertido 9 años después, en una empresa de 90 empleados con 4 establecimientos en Cartagena, siendo uno de los más queridos y preferidos por locales y turistas, atendiendo un promedio de 500 personas diariamente.

Para Mercedes, como para muchos cartageneros, la llegada del Covid 19 tocó su puerta y se instaló para darle un giro de 180 grados a la dinámica de su negocio, a sus ingresos y a sus proyectos.

Según datos de la Cámara de Comercio, a julio de 2020, en Cartagena han cerrado más de 30.000 empresas y al menos 109.000 personas perdieron sus empleos, aumentando así la demanda de ayudas humanitarias y alimentarias para muchas familias; una situación que la motivó a ser arte y parte de la solución, en un momento en que se prohibía tajantemente saludar de mano, y por ello la metáfora de dar una mano amiga, era lo más urgente y necesario.

Ante la situación de cero turismo y múltiples necesidades, le surgió un interrogante: ¿cómo resolver el problema del hambre, al tiempo de evitar la pérdida de empleos y la quiebra de restaurantes que dependían del turismo?

La respuesta fue una gran idea que materializó con Karen Loewi, empresaria del sector gastronómico, a la que se sumaron manos amigas e hicieron de los exclusivos restaurantes de la ciudad, una sola cocina por y para los cartageneros.

Fue así como nació la iniciativa SOS Cartagena bajo el concepto de Alimentación Solidaria con Economía de Retorno (ASER), con la que se produce masivamente comida bajo los mismos estándares nutricionales, de calidad, menú y presentación para atender a la población más vulnerable, poniendo a disposición la nómina e insumos de los restaurantes, garantizando así la conservación de los empleos de su personal.


Los corazones de los cartageneros fueron sumándose en esfuerzos, talento, habilidades y disposición de ayudar, escalando hasta las redes sociales y medios de comunicación como RCN, El Universal, Caracol, la Agencia Babel, El Tiempo; también algunas instituciones como la Arquidiócesis de Cartagena quien ofreció los primeros recursos y la administración de las donaciones, además de Fundación Olímpica, Esenttia, BASF, OIM-USAID, Club Rotario, Colombia Cuida a Colombia, Ábaco, Credibanco, Salsas La Costeña y Sigra, quienes se unieron con aportes.

En SOS - ASER, con $4.000 por comida, se cubren los costos de insumos, producción, nómina, transporte e impuestos y hoteles donde pernoctan los empleados minimizando riesgos de contagio. “Más allá de la entrega de mercados, esta estrategia permite irrigar los recursos a una cadena más amplia con impacto positivo en la economía local salvando así empleos y empresas”, explica.

Los restaurantes Guatila, Don Juan, Di Silvio Trattoria, La Olla Cartagenera, CrepeXpress, La Dulcería y Stazione Italia son los coequiperos en esta iniciativa, y están a la espera de unirse 28 restaurantes y 10 hoteles más, cuando se recauden los recursos suficientes para lograr la meta de 375.000 comidas en un mes. 

Los resultados de su iniciativa

En este ciclo que culmina el 19 de septiembre, se habrán entregado 100.000 comidas hechas con amor por 75 empleados que cocinaron, empacaron, transportaron, atendieron en los hoteles vinculados, y además recibieron sus sueldos para mantener a sus familias.

Seis restaurantes que lograron pagar los servicios públicos, parte de sus arriendos y gastos; dos hoteles que recibieron un recurso para atender a los empleados de los restaurantes en calidad de huéspedes a tarifa SOS y que a su vez pudieron salvar 1 o 2 empleos.

En promedio unas 1.500 personas atendidas diariamente durante 90 días en comedores comunitarios, barrios vulnerables, población de calle, niños y adultos mayores. 

Una experiencia de resaltar es la que se está haciendo en alianza con la Fundación Puerto Bahía con la cual se lleva alimentación diariamente a Caño del Oro y Punta Arena a cambio del compromiso de las familias de hacer limpieza ambiental de su entorno y los cuerpos de agua. Como resultado se han limpiado los patios, las calles y el borde de playa, recogiéndose más de 10 toneladas de residuos.

Cartagenera y apasionada

“Merce” es una enamorada de su ciudad, sueña con oportunidades para todos, con una Cartagena equitativa, pujante y ordenada, con ciudadanos educados, activos, empoderados y proactivos, con alto grado de civismo y cultura ciudadana, solidarios y comprometidos con un desarrollo sostenible.

Es una convencida de que cuando hay unión de objetivos, voluntad y la búsqueda de un bien común, se puede hacer que sucedan las cosas; que las alianzas son claves para resolver problemas comunes y que todos tenemos algo que aportar. Para ella, definitivamente en Cartagena ¡sí se puede!

El futuro de Cartagena es viable únicamente cuando los ciudadanos y sus instituciones podamos unirnos en las diferencias y encontrar un hilo conductor común que nos comprometa a trabajar juntos”, afirma con mucha convicción y esperanza, como la de una persona que ama a su ciudad y reconoce su valor y potencial.

Mercedes y la SMPC

Su vinculación a la Sociedad de Mejoras Públicas de Cartagena va totalmente alineada a su amor y deseo de trabajar por la ciudad.

“Creo que la SMPC es una plataforma extraordinaria para apoyar en la difusión del mensaje de amor por Cartagena a sus habitantes, a través de la valoración de su historia y su patrimonio cultural y social”, asegura. 

Para Mercedes Amelia, desde la SMPC propiciamos espacios para aportar e influir positivamente en el progreso y desarrollo de la ciudad, y sin duda, su interés es poder participar de todos ellos.

En pocas palabras

Por disfrutar tanto el trabajo por la comunidad, ha liderado múltiples programas y proyectos en beneficio de los más necesitados. Durante 15 años trabajó para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el cual le dejó innumerables satisfacciones y aprendizajes.

Uno de ellos fue el Programa de Desarrollo y Paz con Activos de Ciudadanía (2003 – 2008), mediante el cual más de 50 comunidades en barrios de las tres localidades construyeron un proceso ciudadano de planeación estratégica. Así mismo formó parte del Programa de Desarrollo Económico Incluyente (2008 – 2015) en el que apoyó la formulación e implementación de la Política de Inclusión Productiva con estrategias como el CEMPRENDE que prestaba apoyo a miles de pequeños emprendedores para formar sus microempresas.

Ama viajar, descubrir culturas, sabores, paisajes y formas distintas de vivir y se define en tres palabras: Acción + Serendipia + Búsqueda.

El cariño desbordado por lo que hace y lo que la rodea, la inspira a trabajar incansablemente.

Para la SMPC es un gran honor contar con su membrecía, talento y dedicación, para seguir articulando esfuerzos por nuestra ciudad, por nuestro patrimonio, por y para los cartageneros, con pasión, entrega y compromiso.

Ver todas

Más Noticias

Centro, Calle de Don Sancho No. 36-70
Cartagena de Indias, Bolívar