Inicio / Prensa / Articulo de Prensa

Estos son los preseleccionados en concurso cívico de la SMPC

05 de Jul de 2019

Reconocimientos Mi Apellido es Cartagena 

Cartagena, 5 de julio de 2019. Cincuenta iniciativas cívicas se inscribieron al concurso “Reconocimientos Mi Apellido es Cartagena”, estrategia con la que la Sociedad de Mejoras Públicas de Cartagena – SMPC, visibiliza buenas prácticas ciudadanas que giran en torno a sus tres líneas de acción: Patrimonio, Cultura Ciudadana y Sostenibilidad Ambiental. 

El concurso es la fase final de la campaña de ciudad, “Mi Apellido es Cartagena”, celebrada en el marco del cumpleaños de La Heroica, con el propósito de incentivar el sentido de pertenencia y el compromiso ciudadano de los habitantes de Cartagena, como un símbolo de unión y de sentirnos por un día, parte de una sola familia. 

Luego de analizar cada una de las iniciativas recibidas a través de la página web de la SMPC, las directivas de la institución realizaron una preselección que dio como resultado 7 finalistas que se disputarán los 3 galardones que se entregarán, en una ceremonia que se realizará el próximo 18 de julio en la sede de la Calle de Don Sancho de la SMPC. 

“Cada uno de los proyectos cívicos recibidos son prueba de que cambiar nuestro entorno, despertar conciencia en nuestros vecinos, cuidar nuestra riqueza patrimonial y hacer de nuestras expresiones culturales una razón de vida, sí es posible. Esta ciudad tiene tesoros muy valiosos como estos líderes que desinteresadamente trabajan por nuestra ciudad y  decidieron postularse a los Reconocimientos Mi Apellido es Cartagena para confirmar que siempre hay algo que hacer por la ciudad”, explica Roxana Segovia, Directora Ejecutiva de la SMPC.

En la categoría de Cultura Ciudadana contamos con estos preseleccionados:

Roosevelt Morales, proyecto “Sonrisas de León”: Es chef y comunicador social. En el 2016, fundó “Sonrisas de León”, proyecto en Isla de León del barrio El Pozón. Con el apoyo de amigos y demás personas que se han ido sumando a la causa, pudo implementar un comedor comunitario en el que brinda almuerzos tres veces por semana a 300 niñas y niños de este sector, y de otros aledaños como 14 de Febrero y Los Ángeles. 

Además es voluntario en la Fundación Ronald Mac Donald, donde cocina para niños enfermos de cáncer. “Mi gran deseo es poder llegar a muchas más comunidades vulnerables de la ciudad, y acabar con la desnutrición infantil”, concluye. 

Pedro Salazar, proyecto “Amigos del Mar”. Es un comunicador social caleño que lleva 10 años viviendo en Tierrabomba, estudiando la zona y proyectando acciones para aportarle a su desarrollo. Con el transcurrir de los años logró que diversas instituciones volcaran su atención hacia la isla generando procesos de transformación en ella, enfocados en especial a su Sostenibilidad Ambiental, fortalecimiento social y desarrollo en valores. En el 2015, fundó “Amigos del Mar”, una iniciativa de apadrinamiento que busca que niños y jóvenes que han abandonado sus estudios, vuelvan a ellos con la motivación de aprender deportes náuticos como surf, windsurf y kitesurf. 

Además, los refuerzan en artes, cuidado por la naturaleza e idiomas. “Nuestra premisa es cero excusas. Gestionamos lo que sea necesario para apoyar a los jóvenes de la isla. A los que nos dicen ‘no vamos al colegio porque no tengo zapatos o maleta o cosas así’, le suplimos esa necesidad buscando alianzas y solicitando apoyo con personas naturales en todo el mundo”, explica. 

En la categoría de Patrimonio Inmaterial: 

Inírida Escorcia, proyecto “Las estrellas de Rawad”: Es una agrupación que nació hace 13 años inspirada en rawad, lengua de origen africano, inicialmente en el barrio Medellín y que luego se trasladó a Ciudadela 2000. Su fundadora, Inírida Escorcia, una exbailarina de 62 años, tuvo como motivación alejar a las niñas del barrio de las problemáticas que afectan nuestra sociedad como son la prostitución, el vandalismo, la drogadicción, embarazos a temprana edad, entre otras, y llevarlas a dedicar su tiempo y energía en el baile. 

El talento, la cadencia y el sabor que estas niñas le imprimen a cada una de sus presentaciones, las han llevado a destacarse a nivel local, nacional e incluso internacional, en certámenes de baile de música autóctona y africana. Es así como tres veces fueron ganadoras entre las comparsas del desfile de la Independencia; en otras dos oportunidades se destacaron en el concurso “Bichos tu ritmo” en Bogotá; en Malambo, en el desfile de la batalla de flores recibieron una mención por su gran desempeño y en una oportunidad viajaron a Chile como representantes de Cartagena en el concurso “Los niños de Colombia bailan en Chile”. 

Jorge Ceden, proyecto Asoctivó: Es un joven oriundo de Tierrabomba, que se propuso hace 4 años rescatar las prácticas ancestrales de sus antepasados, como lo son la pesca a canalete en embarcaciones de madera, el trueque de productos del mar por los productos del campo, entre otras, a través del teatro, la música y la danza. Es así como organizó a un grupo 120 niños y jóvenes de la isla para formarlos en artes, con la premisa siempre del sentido de pertenencia por esta hermosa isla. Con ellos realiza presentaciones ante las familias del pueblo, turistas que llegan a visitar la zona y en hoteles y casas de playa. 

Es además el organizador del Festival del Pescador, una festividad que se realizaba hace 20 años, el cual decidió recuperar para transmitirle a las nuevas generaciones la importancia de sus tradiciones.

David y Sofía Covo, proyecto Apuntes de Cartagena: La iniciativa Apuntes de Cartagena nació en el 2018 con el fin de constituirse en un universo narrativo transmedia para la divulgación histórica de la ciudad, que busca promover el conocimiento del patrimonio material e inmaterial de la ciudad de Cartagena.

Nació por la necesidad de divulgar la historia de la ciudad, sobre todo a las nuevas generaciones. Los hermanos Covo, decidieron abrir esta plataforma a través del Instagram, una de las más grandes redes sociales del mundo y cada día publican un post ya sea con una imagen o video acompañados de un texto que lleva inmersa una investigación. Para ello se apoyan de su padre, Pedro Covo, autor de varios libros de historia de Cartagena, quien ha tenido que volcar su modo de escritura, a los requerimientos de las nuevas generaciones. 

Con la cuenta “Apuntes de Cartagena” que a la fecha completa más de 3200 seguidores y 300 post, han abierto canales de comunicación con los cartageneros y amantes de la historia de esta ciudad. Es así como generan exámenes, trivias, y todo tipo de concursos para conocer la opinión de sus seguidores sobre esta herramienta y medir su efectividad. 

En Sostenibilidad Ambiental fueron preseleccionados: 

Bladimir Basabe, proyecto “Salvemos Varadero”: El Arrecife Varadero está ubicado frente a la isla de Bocachica entre las Islas Draga, Abanico y el norte de Barú; es el único ecosistema marino sobreviviente en la Bahía de Cartagena y hace solo 6 años fue descubierto para la ciencia. Bladimir Basabe es un joven psicólogo que viene trabajando desde hace 3 años en un proceso de defensa ciudadana para la conservación formal del mismo. 

Su objetivo principal es lograr la declaratoria oficial del Arrecife de Varadero como área natural protegida para los cartageneros y la humanidad, desde el apoyo de la sociedad civil y la ciencia. 

Entre sus logros más importantes está la designación mundial del ecosistema como Sitio de Esperanza para Salud de los Océanos (Hope Spot) en el año 2018. 

Antonio Corrales, proyecto “Mi mascota es una tortuga”: en las Islas del Rosario, este hombre está trabajando en un proyecto para el repoblamiento de la tortuga carey, especie en peligro de extinción. A través del proyecto, invitan a las personas a que simbólicamente adopten una tortuga, para encargarse de sus cuidados mientras ellas vuelven a su hábitat natural con un GPS para que sus “dueños” puedan seguirlas a través de una web site. 

Según explica Antonio, las tortugas llegan a la isla entre mayo y noviembre y allí ponen sus huevos. Él y su equipo de voluntarios se encargan de cuidarlos y al nacer las tortugas, devolverlas al mar. A las que nacen débiles o con algún tipo de afección, las ponen en incubadora y les hacen seguimiento hasta que estén en óptimas condiciones para volver al mar.  Lo anterior, va acompañado de un proceso de formación para los nativos y visitantes, en torno al cuidado de estas especies. 

Actualmente, para el desarrollo de su proyecto cuenta con el apoyo de Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Capitanía del Puerto y Guardacostas.

Ver todas

Más Noticias

Centro, Calle de Don Sancho No. 36-70
Cartagena de Indias, Bolívar