Inicio / Prensa / Articulo de Prensa

EL RECICLAJE: UNA VOCACIÓN, UN COMPROMISO

22 de Ago de 2019

Eder José Muñoz lleva 21 años dedicado al reciclaje. En este oficio encontró una fuente de ingresos para darle mejor futuro a sus hijos, con lo cual se ha mantenido económicamente a través de los años, y ha logrado grandes cosas.

Así como el caso de Eder, reciclar es el oficio de muchos, el día a día de otros y el compromiso de todos. Esta loable actividad que por estos tiempos es tan necesaria para nuestro medio ambiente, es una oportunidad de trabajo para innumerables personas que ven en la “basura” de otros, la posibilidad de generar ingresos, ser creativos, dignificar su trabajo y ser ecoamigables.

“El reciclador no es igual al habitante de la calle”, asegura Eder, quien cree que a
la ciudadanía le falta sensibilización por el oficio y conciencia del valor de su labor, al ser el primer eslabón de una gran cadena. No estar formados en otras disciplinas ha llevado a muchas personas a dedicarse a este oficio, pero sin ellos, esta tarea sería prácticamente imposible.

Hoy Eder es el Presidente de la Asociación de Recicladores Caño Juan Angola y
se siente orgulloso de todo lo que ha conseguido gracias al oficio: liderar, transformar e impactar positivamente a personas, es la gran satisfacción que le deja el reciclaje.

¿Cartagena hace la tarea?

Cartagena es una de las ciudades que más genera residuos sólidos por habitante, con 1.2kg/Habitante por día. Estudios revelan que en Colombia se generan cerca de 12 millones de toneladas de residuos al año y solo se aprovecha, en promedio, el 1.8% de ellos.

Sin tener la certeza de que exista un censo de recicladores en Cartagena, no conocemos cuántas personas se dedican a este oficio y las familias que se benefician. Algunas organizaciones o grupos de ellos se han reunido para trabajar de forma cooperativa, pero todavía falta organizar, formalizar y concienciar a la población en general sobre este digno oficio y los beneficios sociales y ambientales que produce.

Otra tarea pendiente de Cartagena es la de adoptar e implementar el “PGIRS”: Plan de Manejo de Residuos Sólidos de la Ciudad, ya que entre ires y venires, el Distrito está en mora de crear este compromiso tan fundamental con el medio ambiente y las personas que viven del reciclaje, entre otros.

Reciclar: todo por hacer

Pablo Miguel Romero, profesional en finanzas, a pesar de no tener una formación ambiental, descubrió su vocación y disfruta de la satisfacción de hacer trabajo social con un grupo de recicladores en el Centro de Acopio Cartagena Amigable y ver cómo ellos mejoran su calidad de vida al tiempo que todos aportan para disminuir la contaminación por residuos y mejoran así el medio ambiente.

Para Arturo Martínez, Gerente y Fundador de Eventos Sostenibles, empresa dedicada a la transformación del vidrio, algunos residuos merecen una segunda oportunidad de uso. Él trabaja con vidrio, la única materia prima 100% reutilizable y que además demora 4000 años en descomponerse. Su empresa transforma el vidrio, lo tritura, lo vuelve arena vidriosa para decoración o cristal pulverizado para construcción, o sencillamente arte para decorar como botellas, vasos, ceniceros, entre otros. Para algunos, solo es tirar la botella a la basura cuando acaba su bebida, para él, comienza una nueva etapa con ese tesoro llamado vidrio.

El reciclaje es la salida que nos conducirá a una mejor calidad de vida, desde el punto de vista ambiental y económico, ya que además de combatir el calentamiento global y disminuir el impacto de la contaminación, ahorramos materias primas y energía en su elaboración.

Por años, la sociedad de consumo ha contribuido al aumento vertiginoso de residuos, y nuestra tarea como principales generadores, es la de implementar acciones contundentes que procuren disminuir su impacto.


Todos debemos tomar conciencia sobre la importancia de la separación en la fuente y distribuir desde la casa los residuos para que puedan ser reciclados y reutilizados: vidrio, papel, cartón, plástico, entre otros. Si cada uno le pone fin al ciclo de arrojar basura sin distinción, se facilitará el trabajo de quienes hacen la distribución y el medio ambiente recibirá una mano amiga, un residuo menos en los océanos, un objeto menos que descomponer, un esfuerzo menor, y a la vez, un aporte de gran valor. Pequeñas acciones, unidas y con un propósito, pueden lograr grandes cambios.

Reciclar ¿para qué?

El reciclaje ayuda a prolongar la vida útil de los residuos y a frenar su impacto negativo, con beneficios ambientales y económicos. Estos son algunos de ellos:

1. Reducción de costos de producción

El reciclaje ayuda a todos los sectores de la industria, a pequeñas, medianas y grandes empresas a reducir sus costos de producción. Se estima que se reduce alrededor de un 40% los costos de producción de una botella plástica al utilizar materia prima reciclada.  Así también, se puede obtener un ahorro mucho mayor al crear productos de envases de vidrio a partir de su reciclaje, ya que de éste, se puede aprovechar su 100% indefinidamente.

2. Reducción de contaminación

Al utilizar materia prima de material reciclado, se disminuye sustancialmente el uso de materia prima virgen, lo que genera un menor impacto negativo al ambiente, producto de la extracción de nuevo material para producción. Con el reciclaje, se ahorran grandes cantidades de recursos naturales no renovables, como el petróleo, gas natural, minerales, materias primas con las que se generan los distintos productos.

3. Ahorro de energía

Otro de los grandes beneficios del reciclaje es el ahorro de energía. Producir un material desde cero implica muchos más procesos y por ende un mayor gasto de energía para generar un nuevo producto si se utiliza un material ya existente.

4. Reducción de volumen de residuos

Al darle una nueva utilidad a los productos que descartamos, se disminuye sustancialmente el volumen de residuos que generamos en nuestras casas, escuelas y oficinas, ahorramos espacio en rellenos sanitarios, y evitamos que estos lleguen a nuestros parques, ríos y océanos.

Tengamos presente la regla de “las 4R”: Reducir, Reutilizar, Reemplazar, Reciclar en nuestro hogar y lugar de trabajo y enseñemos con nuestro ejemplo a quienes nos rodean para transformar entre todos a la comunidad y así convertimos un pequeño paso, en un gigantesco avance en beneficio del medio ambiente y de la humanidad.

Ver todas

Más Noticias

Centro, Calle de Don Sancho No. 36-70
Cartagena de Indias, Bolívar