El amor por Cartagena se construye a diario

Amor y sentido de pertenencia por su ciudad fueron el motor de Patricia Elena Díaz Báez para ingresar a la Sociedad de Mejoras Públicas de Cartagena y trabajar por el patrimonio cultural y natural.

Esta Arquitecta Restauradora es nuestra socia desde hace 22 años, y ha estado vinculada a la protección y conservación de las fortificaciones desde cargos como: Directora de Patrimonio en la Gobernación de Bolívar y como Secretaria Técnica del Centro Filial del Consejo de Monumentos Nacionales, Seccional Bolívar.

Patricia Elena es nuestra socia destacada del mes y asegura que no dudó en pertenecer a la sociedad desde el mismo momento en que se lo propusieron, el 18 de febrero de 1997, porque está convencida de que la calidad humana y el profesionalismo de la institución aportan mucho valor y se ve reflejado en los proyectos y su ejecución en pro de Cartagena y Bolívar.

  

 Su pasión por el Corralito de Piedra la motivó a crear un proyecto cultural de sensibilización en beneficio de la comunidad estudiantil menos favorecida en 1999; desde entonces viene trabajando por el Patrimonio a través del Programa Niños Informadores del Patrimonio Cultural y Natural de Cartagena y Bolívar, el cual ha recibido premios y reconocimientos a nivel local, nacional e internacional.

Tres palabras la definen: amor, pasión y liderazgo, y se ven plasmadas en cada una de sus acciones, en el ejercicio personal y su vida profesional. “Sueño con una Cartagena de Indias más incluyente, donde todos puedan interactuar de la misma manera con respeto y humildad”, señala.

Son más de 20 años al servicio de la comunidad en general y de la ciudad desde su profesión de Arquitecta Restauradora, impulsando campañas educativas, lúdicas y culturales como el Día Nacional del Patrimonio (entre otras).

A lo largo de su carrera ha estado muy cerca de los estratos 1, 2 y 3 de Cartagena apoyando acciones para el conocimiento, valoración, preservación y protección del Patrimonio Cultural.

Promover la preservación del patrimonio es una tarea para apasionados como Patricia, quien ha dedicado sus esfuerzos desde todos los frentes por ese objetivo, que parece titánico e inalcanzable, pero que sin duda se construye diariamente con el esfuerzo de todos, pero sobre todo, con el amor y la dedicación para emprenderlo y no desistir.

Fue así como hace 17 años fue la promotora del Programa Vigías del Patrimonio Cultural de Cartagena, el cual fomentaba el conocimiento, valoración, preservación, protección y valoración del Patrimonio Cultural de Cartagena y su divulgación. Este programa fue apoyado por la SMPC, desarrollando diferentes campañas educativas y culturales como el Día del Patrimonio y “Conoce tu Patrimonio”.

Hacia el futuro Patricia visiona una Cartagena con oportunidades en todos los estratos sociales, trabajando conjuntamente a través de la cultura (música, arte, etc); donde los valores espirituales y morales estén tan arraigados en sus habitantes.

“Dios es el motor de mi vida, mi gozo y mi fortaleza”, afirma. Vive con su madre de 83 años, quien es como su hija y con la que disfruta hacer planes culturales y de ocio en la ciudad. “También le da gracias a Dios por la oportunidad de amar y proteger a los animalitos desamparados (perros y gatos) de la ciudad”, agrega que es una fiel protectora y animalista por vocación.

Cree que en 10 años Cartagena será una ciudad con más oportunidades en la educación y la cultura, con una movilidad urbana eficiente, un medio ambiente libre de contaminación, y sobre todo sin corrupción.