Entidades cívicas y académicas crean colectivo para analizar y hacer aportes al PEMP

La Sociedad de Mejoras Públicas, Sociedad Colombiana de Arquitectos, Universidad San Buenaventura, Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar y Asocentro Histórico, entidades de carácter cívico y académico, llevaron a cabo una alianza para la creación de un colectivo que analizó la situación actual y el futuro próximo del Centro Histórico de la ciudad, ante la elaboración del Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) y actualización del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), con el fin de plantear una serie de recomendaciones para su estructuración e implementación exitosa.

El mencionado análisis fue presentado ante la Administración Pública, en cabeza del Alcalde (e) Sergio Londoño Zurek, mediante una carta abierta con la que se espera ofrecer un norte para la reestructuración de este importante documento orientador, que tal como lo define el Decreto 763 de 2009, artículo 14, es un instrumento de gestión  del Patrimonio Cultural de la Nación, mediante el cual se establecen acciones necesarias con el objetivo de garantizar la protección, conservación y sostenibilidad de los Bienes de Interés Cultural de la Nación (BIC), en razón a lo cual es una valiosa herramienta de planificación y desarrollo.

En Cartagena desde el año 2010, se ha venido trabajando en tres administraciones distritales en  la formulación del PEMP del Centro Histórico sin alcanzar avances que hayan conducido a su terminación. Producto de la gestión adelantada, se elaboró en 2011 el Documento Técnico de Soporte; en 2014 el Proyecto de Resolución Aprobatoria; y en 2015 el Informe Técnico de Gestión; documentos que prestan utilidad al proceso que ahora se adelanta, sin embargo que requieren ser actualizados y  revaluados.

Edith Salas Osorio, Vicepresidenta de la Junta Directiva de la SMPC, asegura que para que el PEMP logre ser aprobado, se necesitan tres cambios: el primero, que el nuevo documento debe construirse colectivamente en cada una de sus etapas y los resultados de cada una, se divulguen a tiempo y de esta manera se genere confianza; segundo, es importante que se dé a conocer los documentos del diagnóstico a fin de conocer resultados de mediciones, inventarios, análisis cuantitativos y cualitativos que permitan establecer que las acciones a proponer sean verdaderamente efectivas y tercero, es necesario que se entienda que el PEMP no son normas solamente.

 

“Las normas existentes elaboradas en el año 1992 con el apoyo de la UNESCO,  están diseñadas para la conservación de las tipologías históricas y estas tipologías no han cambiado, por lo tanto las modificaciones a las normas deben ser mínimas.  Aquí lo importante son los temas urbano, administrativo y financiero, que incidirán sobre algunos usos en determinados ejes o corredores peatonales y comerciales, definirá tratamientos especiales de vías  y se defina las fuentes de financiación y manejo del patrimonio a fin de  garantizar la defensa, la sostenibilidad y la puesta en valor del patrimonio”, explica.

Para este colectivo cívico y académico, ha resultado ser un factor negativo que los funcionarios que han dirigido la gestión de los procedimientos para formular el PEMP, han seguido rutas que han ocasionando retrasos, confusión de los objetivos y pérdida de valiosos recursos.

“La actual administración ha enmendado el rumbo y se ha apegado a los lineamientos de Mincultura; entre abril y junio del presente año, bajo el liderazgo de  la Secretaría de Planeación Distrital se realizó el Seminario-Taller "Nuestra gente, nuestro patrimonio", que contó con  el trabajo de los  Grupos Focales y se realizaron los Diálogos Constructivos con la comunidad. Los eventos efectuados marchan en la dirección metodológica correcta y corresponden a la fase inicial de la formulación buscada, es decir, el Taller de Lanzamiento”, argumentan..

En la línea de acción, de seguir la ruta metodológica trazada por Mincultura, se observa que no se han elaborado los diagnósticos físico-espacial, socioeconómico, legal e institucional, ni existen propuestas concretas para las Condiciones de Manejo de los aspectos administrativo y financiero.

En consecuencia con lo expuesto, la Administración Distrital deberá culminar la fase de Análisis y Diagnóstico, y convocar nuevamente a la ciudadanía a participar en los talleres en los que se identificará la visión compartida, las prioridades y las  expectativas de  los actores sociales.

El colectivo, apoyado en las recomendaciones de UNESCO para Cartagena, en la Constitución Nacional, la legislación de patrimonio cultural y la de los distritos especiales, ha desarrollado a su interior ejercicios que han facilitado construir la visión de lo que debe ser nuestro Centro Histórico y plantear algunos contenidos básicos del PEMP.

“Es prioritario definir la entidad que tendrá a su cargo la administración del Centro Histórico. Teniendo en cuenta las características de este sector urbano y la complejidad de los temas que deben atenderse, dicha entidad necesitará un alto rango en la estructura administrativa del Distrito, una junta participativa y multisectorial, y capacidad de coordinación de los sectores público, privado y comunitario. Nuestra aspiración es que se cree la nueva Localidad del Centro Histórico con fundamento en la Ley 1617 de 2013, que aproveche el potencial de una coherente descentralización y un adecuado reparto de competencias”, consignan en la carta elevada a la Administración Distrital.

Históricamente, las entidades que conforman este colectivo, en especial la Sociedad de Mejoras Públicas de Cartagena, ha aportado en gran medida a la conservación del patrimonio histórico militar de Colombia y, más allá de salvaguardar un testimonio del pasado, ha permitido que la ciudad sea reconocida y se generara desarrollo e ingresos para sus habitantes. “Como organización cívica estamos dispuestos a  apoyar y garantizar la conservación de estos bienes y a facilitar procesos de respeto y gratitud a este patrimonio construido. Esperamos ampliar este frente para cumplir el objetivo de contar con un PEMP que responda al sueño de todos”, concluye Salas.