Abonos Sostenibles

De la idea  de tres jóvenes emprendedores quienes le apuntaban a crear un proyecto de ciudad verde, en el que la conciencia ambiental y el sentido de pertenencia prevalecieran, nació Abonos Sostenibles, institución inicialmente encaminada a la producción  de abono, utilizando el estiércol que se genera en las pesebreras de Chambacú y Marbella, para mitigar el daño causado al caño Juan Angola y la ciénaga.

Hoy, Abonos Sostenibles, crea, administra, impulsa y lidera incitativas únicas de ciudad, como proyectos ambientales de:

  • Seguridad alimentaria, entregando a comunidades de la ciudad herramientas y conocimientos para la producción local (como la creación de huertas comunitarias) y economías colaborativas.
  • Manejo y aprovechamiento de residuos, especialmente orgánicos.
  • Mantenimiento y embellecimiento paisajístico de la ciudad, con apoyo entidades públicas y privadas.

Premisas con las que la institución aspira mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y crear conciencia (en ciudadanos y visitantes) sobre la responsabilidad que se tiene con el desarrollo de la ciudad.

Además, como parte de sus procesos de responsabilidad social corporativa, un gran porcentaje de la producción de semillas y abonos orgánicos en la empresa es destinado a los proyectos antes mencionados.

Más de 3.000 kilos abonos orgánicos y 50.000 semillas se entrega anualmente.

Mientras que, todos los proyectos, se llevan a cabo con personal especializado y el apoyo de cientos de voluntarios y entidades que los respaldan.

Según George Salgado, líder de esta iniciativa, “A largo plazo, Abonos Sostenibles, como una compañía dinámica cambiante y adaptable, visiona crear una red de producción regional, llevando mecanismos sostenibles a términos regionales, certificando a campesinos para que pueda establecerse una tienda campesina en la ciudad”.