EL PLANETA NECESITA MENOS PLÁSTICO

El plástico es un material de origen orgánico y de elevado peso molecular obtenido principalmente a partir del petróleo y del gas natural. Es utilizado porque es fácil y económico de fabricar, a su vez dura mucho tiempo. Lo lamentable es que son estas mismas ventajas las que hacen que este sea un aliado número uno de la contaminación.

Está comprobado que el plástico es un material dañino para el planeta y sus especies, mata a los animales y envenena nuestra cadena alimenticia, es por esto que en muchos países se ha llevado a cabo una gran campaña de comunicaciones para erradicar el uso de pitillos y bolsas plásticas en almacenes y comercio.

 ¿Por qué tanta insistencia en eliminarlos del planeta?

 Este material ocasiona contaminación en todas las etapas su existencia, desde la producción hasta su desecho. Su larga existencia hace que perdure en el ambiente durante largos períodos, en los que puede causar grandes daños. El tiempo de uso que le damos a una bolsa plástica es mínimo, sin embargo, ¿sabías que puede durar hasta 150 años en biodegradarse?

Reciclar siempre es bueno, pero no es suficiente ya que no todos los materiales son tan fáciles de reciclar. Los desechos de plástico que se reciclan, son convertidos en productos de menor calidad y los que llegan a los rellenos sanitarios son quemados, generando contaminación en el aire.

El mar no es el único lugar donde se acumula el plástico, existe una gran cantidad de plástico acumulado en espacios abiertos, producto del mal manejo de residuos por parte de los humanos, que terminan afectando los ecosistemas y a todos los seres vivos.

   

 ¡Apuéstale al cambio!

 Puedes aportar a la reducción de daños al ambiente, si…

  • Utilizas bolsas de tela o canastos.
  • Compras botellas y envases reutilizables y/o retornables.
  • Cambias envases y utensilios como vasos, cubiertos o pitillos plásticos por los ecológicos hechos de cartón, bambú u hojas.
  • Depositas los residuos plásticos en el contenedor que corresponde.
  • Envuelves comidas en papel encerado o papel de aluminio en vez de plástico. Recuerda que el aluminio se puede reciclar.