El Orígen de los Apellidos

  • Escrito por Comunicaciones

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el origen de tu apellido? Los apellidos pueden proceder de un nombre, de un lugar, de un oficio o de una característica física, por ejemplo:

Los apellidos pueden clasificarse en Patronímicos, los cuales tienen su origen en nombres propios como “Fernández” (Fernando), “Hernández” (Hernando), Muñoz (Muño). Se usaban para identificar la descendencia de una persona.

Los apellidos Toponímicos, tienen su origen en lugares donde vivían o poseían tierras nuestros antepasados, “Arroyo”, “Ribera”, “De la vega”, son solo algunos ejemplos.

Por otro lado tenemos los apellidos de Oficios, los cuales han sido por años un método de identificación, ya que si no nos acordamos del nombre de la persona que desempeña alguna función, siempre nos referimos a ella por el nombre de su profesión, tal como “Guerrero”, “Escudero”, “Herrera”, “Labrador”.

Y por último están los apellidos Descriptivos, los cuales encierran las características físicas, la personalidad de nuestros antepasados, y en otras ocasiones corresponden a los apodos, los cuales solían heredarse y con el tiempo se convirtieron en apellidos como “Blanco”, “Alegre”, “Moreno” Etc.

Como puedes ver, cada apellido esconde una historia, la historia de nuestros antepasados, pero lo más especial de un apellido es que nos hace sentir que pertenecemos a un grupo, a un lugar, a una familia; nos hace sentir orgullosos. ¿Qué te hace sentir tu apellido? Pronto te invitaremos a que lo descubras.